5 

                               Organismo No Gubernamental (ONG) No 118 - G.C.B.A. Entidad de bien Público registrada bajo el No 89                                 Registro de Inscripsoón en la D.G.I. - C.U.I.T. 30-54604845-0 - Execión Art. 20 Inc. G de la Ley de impuesto a las ganancias
Otorgada el 20 de Noviembre de 1930 - Registro de Inscripción en el Instituto Nacional de Acción Mutual No 111
Personería Jurídica No 1166 - Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad (C.E.N.O.C.) No 7134

 
 
 

Inicio

Consejo Directivo

 

 

5

El Nuestro Presidente Fundador

JOSE ANTONIO TERRY

(1878-1954)

Don José Antonio Terry distinguido hombre de ia comunidad Sorda y eminente personalidad, continuador tenaz de la obra propiciada por su padre en bien deí Sordo argentino, el Dr. José Antonio Terry, a quien debemos merced a su espíritu emprendedor y al cariño por los Sordos.

El Dr. Terry además de la obra que cumpliera a favor de nuestros hermanos, tuvo destacadísima actuación en la preparación del famoso “Pacto de Mayo”, el que suscribió en representación de esta República en su carácter de Embajador Extraordinario, permitiendo este Pacto, se mantuvieran nuestras relaciones con la República de Chile en la más perfecta armonía.

Fue además Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y ocupó cargos en la diplomacia siendo un gran propulsor de la enseñanza al sordomudo y creador de la ley que estableció los Institutos oficiales.

Don José A. Terry, siguiendo la senda trazada por su padre, y en el atan de elevar a sus hermanos de condición física, fundo para tranquilidad de los sordomudos la “Asociación de Sordomudos” (actualmente ASAM: Asociación de Sordomudos de Ayuda Mutua), que presidió durante casi un siglo.

Su tesonera labor constructiva permitió que, gracias a sus gestiones se obtuvieran los fondos para levantar la honrosa realidad que es esta Asociación, donde vive y se agita el constante afán de protección al Sordo.

Con dotes pictóricas extraordinarias, sus obras se encuentran en ¡os más famosos museos del mundo. El nombre del Sr. José A. Terry, quedará grabado en esta colectividad a través de largos años, y las generaciones venideras tendrán el ejemplo de una persona que tanto bien hiciera a sus hermanos en desgracia común.